0
1
2
3

Homenaje | Jaime Breilh será reconocido por su defensa de la autonomía universitaria



Publicado: 12-02-2019

La Universidad Andina Simón Bolívar realizará un homenaje a Jaime Breilh Paz y Miño, en reconocimiento a la lucha en defensa de la autonomía universitaria, este miércoles 13 de febrero a las 17:30.

Durante dos años, Jaime Breilh ocupó el rectorado, luego de que el Consejo de Educación Superior (CES) desconociera a César Montaño Galarza como rector electo. Momentos de tensión y presión aparecen en la memoria de este científico en epidemiología crítica.

En su oficina, mientras prepara un libro que será publicado por la editorial de la Universidad de Oxford, recuerda que no tuvo reparo alguno en hacer un paréntesis en su investigación científica, para asumir la responsabilidad de hacer frente al embate del poder, y como una forma de retribución a la casa de estudios que lo acogió: “Yo le agradezco tanto a la Universidad Andina. Hemos hecho tan buenos amigos. He tenido un espacio creativo maravilloso. He podido potenciar mi producción académica. Tengo una gratitud académica y una gratitud humana”.

Sesiones de emergencia los domingos hasta las 23:00, organización de comités de emergencia; trabajo en la oficina hasta la noche; entrevistas con los medios; ruedas de prensa fueron algunas de las rutinas bajo presión que tuvo que enfrentar. Incluso, señala, tuvo episodios de hipertensión y afectación a su salud.

“Cada día aparecía una nueva cuestión para complementar este gran asedio que se le estaba haciendo a la Universidad. Era un asedio injusto en todos los sentidos. Primero, en contra del exrector, un asedio contra Enrique muy injusto. Un montaje que se hacía para dar una imagen de él que no existía”.

Entre los momentos que mayor tensión vivió, dice Breilh, fueron las visitas en “tropel” de empleados públicos de entidades de control “a montarnos aquí una supuesta investigación de las “irregularidades” administrativas de la seguridad social, laborales que dizque teníamos. Un tsunami que se montó con intencionalidad política, y que tuvimos que gastar mucho trabajo y mucho esfuerzo, y recursos para controlar y desmentir lo que se estaba haciendo”.

Otro momento crítico, según cuenta Virginia Alta, secretaria general de la Universidad, fue “cuando extraoficialmente le comunicaron que iban a ingresar a la Universidad a la fuerza. A pesar de la molestia que tenía con esa noticia, nos invitaba a mantener la calma y a organizarnos para no dejar a la Universidad sola y defender ante cualquier agresión que podría sufrir”.

Jaime Breilh es consciente de que no hubiese  sido posible mantener protegida a la Universidad sin el apoyo colectivo. “Algo que me tonificó mucho es primero estar seguro de que estábamos defendiendo algo maravilloso. Segundo, había una cohesión interna –en su mayoría-. Agradezco mucho el apoyo de las asociaciones de empleados, profesores y estudiantes. A la Secretaría General, la Procuraduría, Relaciones Públicas, Relaciones Internacionales”.

Además, su familia supuso otro soporte fundamental en este período. Y con emoción menciona la comprensión y el apoyo que recibió de su mujer y sus hijas.

Para Jaime Breilh fue importante mantener firmeza ante el poder, pero un estilo de consulta en su gobierno, en búsqueda de un consenso colectivo. Y uno de los logros es que “se dignificó el nombre de la Universidad Andina, que empezó a ser un símbolo de dignidad, de resistencia y de autonomía”.

Para Virginia Alta, una de las características a resaltar en la gestión de Breilh, fue “la disposición al  diálogo y la perseverancia”. Explica que Jaime Breilh tenía el criterio de que “conversando los seres humanos nos podemos entender y llegar algún acuerdo”.

Los primeros meses, dice Alta, fueron los momentos más difíciles. “En medio de esa impotencia que sentíamos, siempre nos pedía que mantengamos la tranquilidad para tener la cabeza fría para atender los requerimientos”.

Para Jaime Breilh la “autonomía significa que la Universidad, por ejemplo, tenga una programación, un diseño de sus programas, docencia, sílabos; que sea hecha sobre la base de los paradigmas críticos en cada disciplina”. Considera que además, la Universidad debe salir de las aulas, para adentrarse en las comunidades. “Una universidad que no sueña, no es autónoma. Una universidad que no es autoconciencia de la sociedad no es autónoma. Y para ser verdaderamente autónoma, tiene que estar ligada profundamente, mojarse el poncho. Tiene que estar con las comunidades, trabajando juntos con los trabajadores, con las comunidades rurales, con los espacios urbanos de lucha por recuperar las ciudades de esta ofensiva que ha hecho el gran capital para transformar los países en verdaderas máquinas de hacer dinero, a base de inequidad, a base de postergar los derechos”.

Por ello, considera que una universidad autónoma debe “empatar la docencia con la investigación y con el vínculo con la comunidad. Esos tres elementos inseparables son la base de una verdadera autonomía”.

Jaime Breilh es un científico referido en el mundo como uno de los creadores de la epidemiología crítica, base de la nueva salud pública latinoamericana. Sus obras, traducidas a varios idiomas, son reconocidas como clásicos de la literatura científica en salud de América Latina.

Durante la ceremonia, intervendrán las autoridades de la Universidad Andina Simón Bolívar: el rector César Montaño Galarza, y el vicerrector Wilson Araque. También hablará el profesor Ramiro Ávila, en nombre de los gremios, y un representante de ECUARUNARI.

Los estudiantes también se harán presentes, a través de las palabras de Adolfo Maldonado y Doris Guilcamaigua, del programa de Doctorado de Salud Colectiva, Ambiente y Sociedad – primera cohorte, y Marcelo Aguilar, del Posdoctorado.

Dentro del programa se contempla la lectura de adhesiones y la develación de una placa, que formará parte de la memoria histórica de la Universidad y del país, en el marco de lo dispuesto por la sentencia de la Corte Constitucional ecuatoriana, de 16 de abril de 2018.

STR

Bookmark and Compartir
icono vistos 277
NOTICIAS
La presentación del nuevo libro de Ramiro Ávila Santamaría, el martes 16 de abril, atrajo varias comunidades, en palabras del mismo autor: acudieron estudiantes universitarios de pregrado y posgrado; funcionarios de entidades en donde Ávila ha laborado, amistades, familiares…...