1
2
3

Más de 1 500 personas en el Inti Raymi de las universidades e instituciones de La Floresta


Este 21 de junio, las principales calles de La Floresta se vistieron de música y color. Más de mil quinientas personas se tomaron este emblemático barrio capitalino para celebrar el Inti Raymi, la fiesta sagrada de los kichwa runas, la más importante del año.

En una conmemoración integradora, hombres, mujeres, niños y niñas indígenas, mestizos, afro-ecuatorianos y extranjeros de varias nacionalidades se unieron para, danzando, agradecer a la pachamama (madre tierra) por todos los alimentos recibidos.

El Inti Raymi de las universidades e instituciones del barrio La Floresta, una iniciativa de la Universidad Andina Simón Bolívar, Sede Ecuador, que se realiza hace más de una década, demostró, una vez más con la presencia de cientos de personas en la calle, no solo el apoyo ciudadano a su labor educativa sino, cuánto está arraigada en el corazón de la comunidad.

Calificada por Jaime Breilh, rector de la Universidad Andina, como una “minga de unidad y solidaridad entre nuestras universidades, instituciones, organizaciones y los vecinos del barrio”, el Inti Raymi de las universidades e instituciones del barrio La Floresta fue “la demostración simbólica, poderosa, potente, de que la excelencia universitaria no se logra con una concepción burocrática y tecnocrática de la educación en donde excelencia es responder mecánicamente a indicadores importados de lo que es calidad. Todo lo contrario, la calidad y la presencia, la fortaleza, la rigurosidad de una universidad se mide en su capacidad para desarrollar su investigación, su conocimiento y su docencia en el propio territorio donde se da la realidad nacional”, aseveró Breilh, quien encabezó la danza vestido de Aya Uma. Este es el personaje más importante de la fiesta. Los antepasados lo recuerdan como un ser que jamás se agotó en los bailes, no sufrió caídas y nunca fue derrotado en las peleas, era el primero en entrar en ellas y el último en salir, cuando bailaba sus pies no tocaban el suelo y en algunas ocasiones dormía entre espinos y no sufría daño alguno, por su fuerza.

De las casas de La Floresta salieron familias enteras a juntarse a la “fiesta de la bondad” como la denomina Ariruma Kowii, coordinador de la Cátedra sobre Pueblos Indígenas de América Latina y profesor del Área de Letras y Estudios Culturales de la Universidad.

Para el profesor Kowii, organizar -año a año- esta celebración es una oportunidad para compartir e integrar a todas las personas, sin distinción. “En el Inti Raymi todos participamos, todos son bienvenidos, no hay diferencias. Por eso y por todo lo que implica culturalmente, incentivamos su celebración y, ojalá, otros barrios de Quito se contagien de esta enorme alegría y la vivan auténticamente”.

Hugo Carrera, rector del Instituto Metropolitano de Diseño (La Metro) quien recibió al Rector de la Universidad Andina en el parque Navarro se mostró complacido “por esta fiesta de confraternidad, donde las culturas nos encontramos para hacer un mejor país”.

Carrera, desde La Metro –y alrededor de las 15:30- se unió al recorrido que inició horas antes en la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE) y que culminó en las instalaciones de la Universidad Andina. Junto a otras autoridades universitarias, recibió los tumines (ofrendas) y compartió, posteriormente, la pambamesa (mesa comunitaria) con todos los asistentes.

Miriam Castro, propietaria de un local comercial ubicado en la Av. Ladrón de Guevara, salió a la puerta de su negocio para desde ahí ser parte de la fiesta. Para ella, “esta es una forma de rescatar los valores que nuestros antepasados nos dejaron”. Considera a la Universidad Andina como “una magnífica vecina. Me gusta estar rodeada de gente buena. La Universidad nos ha integrado a quienes vivimos y trabajamos por aquí, ha hecho que seamos más unidos y siento que está al servicio de todos”.

Los artífices de esta conmemoración fueron: la Pontificia Universidad Católica del Ecuador (PUCE), la Escuela Politécnica Nacional (EPN), la Universidad Politécnica Salesiana (UPS) Incine, el Instituto Tecnológico Internacional (ITHI), el Instituto Metropolitano de Diseño (La Metro), el Comité Pro-mejoras del barrio La Floresta, el Centenario del barrio La Floresta, la organización Kitu Kara, la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica (Aler), la Coordinadora de Medios Comunitarios Populares y Educativos del Ecuador (Corape) y, general, los habitantes de La Floresta. Junto a ellos, los Campanilleros de la comunidad de Angla Imbabura, los músicos y la comunidad de Santa Bárbara de Cotacachi; los grupos: Humazapas de la comunidad Turuco de Cotacacachi, los Waynanderos de Quito, Samy, Zaruny, Kallarik Cotama, Tuwamari, ETSA; los grupos de danza Nuestro Ecuador de Ambato y Guaipacha; el grupo de danza del curso abierto “El folklore en la escuela y su dimensión educativa” (Universidad Andina Simón Bolívar), los niños y niñas del grupo musical y de danza de la escuela de la Casa Salesiana Kennedy de la escuela Don Bosco y de Yachay Wasi de Monjas y la Unidad Educativa Raúl Andrade.

En nuestra 5ta. y última entrega, lo mejor del “Inti Raymi de las universidades e instituciones de La Floresta”, en fotos. No se lo pierda.