0
1
2
3

Alrededor de 300 estudiantes se graduaron de los programas de posgrado de la Andina



“Papá, no se mueva”, decía María Emilia mientras sostenía el celular con sus pequeñas manos. Con vestido turquesa, la niña de no más de seis años quería plasmar en una fotografía el momento de graduación de su padre, Juan Alberto Gaibor Chávez, del programa de Doctorado de Salud Colectiva, Ambiente y Sociedad. Él sonreía a unos cinco metros, mientras veía la cámara, pero al mismo tiempo bromeaba con otros compañeros, momentos antes de la ceremonia de graduación. María Emilia exclamaba: “ay Dios mío. ¡Recto, papi!, mire acá”. La fotografía: Gaibor, vestido con el traje de graduación de la Universidad Andina, junto al resto de los ocho graduados de los programas de doctorado, y de fondo, el vitral Procesión Andina, de los artistas lojanos Oswaldo y Pablo Mora.

El Salón de Honor fue el escenario para la graduación de estudiantes de programas de doctorado en Salud Colectiva, Ambiente y Sociedad; Administración, Literatura Latinoamericana; y Estudios Culturales Latinoamericanos.

Con una hora de anticipación, los graduandos acudieron al ensayo de la ceremonia. Virginia Alta, secretaria general de la Universidad, y Citlalli Andrango, de la Secretaría General, daban las indicaciones: en qué orden y cómo ingresar a la sala; el significado del traje académico que ha sido diseñado para la Universidad Andina: la toga, concebida como una versión de un poncho de origen salasaca; una bufanda tejida artesanalmente con diseños indígenas, y el birrete tradicional anglosajón.

Con la expectativa de la llegada de su familia, Gustavo Abad, periodista, docente universitario, se preparaba para la ceremonia de su doctorado. Para llegar a este momento, tuvo que pasar por una investigación que demandó tiempo y dedicación. En su tesis abordó la relación del cuerpo y la palabra, desde la literatura y la biopolítica. “Es una búsqueda de cómo se concreta ese elemento material del cuerpo en el acto de la escritura; en un tipo de escritura que yo le llamo crónica de multitudes: el relato de las grandes movilizaciones colectivas. En ese tipo de relato yo indago cuál es el lugar de la palabra y del cuerpo”.

Confiesa que luego del proceso de escritura de sus tesis, ocurrió una transformación: “creo que todo acto de escritura implica plantearse una nueva relación creativa con el mundo. En mi caso, me ha servido para entender mejor mi propia corporalidad, mi propio ser viviente, en armonía con mi ser pensante”.

A las 19:00, el Te Deum de Händel acompañó la entrada de las autoridades y directores de programas académicos, así como de los graduandos. En sus palabras de apertura, el rector César Montaño Galarza expresó que “esta ceremonia es muy especial, porque se trata de estudiantes que han cursado y cumplido todas las exigencias y requisitos de la Universidad para llegar a coronar su carrera académica posible de titularse en nuestro país. Esta Universidad ofrece los programas de doctorado (equivalente al PhD anglosajón) de más alta calidad en el país y la región”.

El rector también manifestó que los estudiantes que se gradúan “siempre van a tener el respaldo de haber hecho el esfuerzo académico conjuntamente con nosotros, con los docentes, los  coordinadores de programas, de tal manera que llevan una misión fundamental: elevar la conciencia crítica y social en cada una de sus áreas”.

César Montaño Galarza también dedicó palabras para reconocer a los familiares: “cuando uno busca cumplir metas trascendentes, siempre tiene que robar un poco de tiempo a la familia, así que este triunfo hay que compartir con las familias. Es importante que tomemos conciencia de esto. Nuestra cálida felicitación a los familiares”.

Durante la ceremonia, Enrique Abad, director de la Biblioteca de la Universidad, miraba con cariño a los graduandos, y comentó sus recuerdos del acompañamiento que ha dado a cada estudiante durante el desarrollo de sus tesis. La intervención de los directores de programas llevó a los aplausos de reconocimiento hacia los graduandos. La petición formal de que el rector les otorgue el título de doctor; la manifestación de cariño y la valoración de su esfuerzo.

Esta fue una de las cinco ceremonias de graduación que se dieron entre el 20 de marzo y el 3 de abril en las que se otorgaron los títulos a 320 estudiantes. El Salón Olmedo acogió a los graduandos de los programas de Especialización Superior y de Maestría.

Los programas de Especialización Superior son: Derecho de la Empresa; Derechos Humanos; Tributación; Proyectos de Desarrollo; Gestión para la Reducción de Riesgos de Desastres; Gerencias para el Desarrollo; Administración de Empresas; Creación de Empresas; Dirección de Personas y del Talento Humano; Finanzas; Políticas de Cambio Climático, Biodiversidad y Servicios Ecosistémicos; Derecho Constitucional; Derecho Procesal; Derecho Penal; Gestión de la Calidad en Educación; Comunicación Social; Gestión Cultural y Patrimonio.

Y los programas de Maestría son: Derecho de la Empresa; Derechos Humanos en América Latina; Derechos Humanos y Exigibilidad Estratégica; Tributación; Planificación Tributaria y Fiscalidad Internacional; Derecho Mención Derecho Financiero, Bursátil y de Seguros; Derecho Administrativo y Contratación Pública; Derecho; Derecho Penal; Derecho Constitucional; Derecho de Empresas; Administración de Empresas; Gerencia para el Desarrollo; Desarrollo del Talento Humano; Cambio Climático y Negociación Ambiental; Cambio Climático, Sustentabilidad y Desarrollo; Derecho Penal; Gerencia Educativa; Investigación en Educación; Innovación en Educación; Comunicación Estratégica; Estudios de la Cultura, Estudios Latinoamericanos; Relaciones Internacionales; e Historia.

En estas dos semanas, se han graduado alrededor de 320 estudiantes de Especialización Superior, Maestría y Doctorado. La Universidad Andina Simón Bolívar extiende sus felicitaciones y les desea éxitos en su ejercicio profesional en beneficio de la sociedad ecuatoriana.

STR