0
1
2
3

Alicia Ortega gana premio Isabel Tobar Guarderas


Alicia Ortega, profesora del Área de Letras y Estudios Culturales de la Universidad Andina Simón Bolívar, acaba de ganar el premio Isabel Tobar Guarderas, dentro de los Premios Municipales para las Artes y las Ciencias 2018, otorgados por el Concejo Metropolitano de Quito. Fuga hacia dentro. La novela ecuatoriana en el siglo XX es el título de una investigación que comenzó oficialmente durante sus estudios de doctorado en la Universidad de Pittsburg.

Alicia Ortega dice que para decidir el tema de su tesis, se dio cuenta de que su constante preocupación había sido el estudio de la literatura y la narrativa ecuatoriana. Su enfoque es claro y determinado: la novela ecuatoriana es un género ampliamente trabajado y que ha marcado la pauta en la narrativa. Su interés ha sido el de mostrar paralelamente, el pensamiento y la crítica de los autores.

Con alrededor de 400 páginas, Alicia Ortega realiza un recorrido a los textos de los mismos autores, tanto en su narrativa, como en sus ensayos, en búsqueda de las ideas que se reflejan en personajes, espacios, historias.

Su oficina, en el quinto piso del edificio Eugenio Espejo, permite palpar horas de lecturas, análisis y de páginas escritas. Cada anaquel alberga títulos de obras ecuatorianas e internacionales.

Por eso, este libro no es únicamente el trabajo culmen de sus estudios doctorales. Es en realidad, resultado de un proceso más amplio. “Me di cuenta, que lo que había hecho en estos seis años era trabajar mucho la literatura ecuatoriana, a propósito del centenario del nacimiento de muchos escritores emblemáticos nuestros”.

Edición de colecciones, libros, artículos, o la coordinación de congresos fueron actividades íntimamente relacionadas a profundizar los estudios de la novela ecuatoriana. Incluso, un trabajo que abarca desde 1960 al 2000.

“Es una reflexión sobre la tradición crítica ecuatoriana, a propósito de la novela. Y sobre las disputas que se han ido dando en diferentes coyunturas”.

Elegir las obras fue un trabajo basado en sus interrogantes durante la investigación. Escogió aquellas que le parecían ser emblemáticas o que hayan marcado un hito en la historia de la novela. Su interés era trascender la narrativa; “no solamente leer las novelas solitas, sino como un discurso que desde la estética y desde el discurso responde a una atmósfera cultural”.

Este recorrido es reconocido con el premio Isabel Tobar Guarderas, en su categoría  de la mejor obra publicada en el campo de las ciencias sociales. De acuerdo al Municipio, “los premios consisten en un reconocimiento económico y diploma de honor a las obras y producciones aparecidas”.

En este proceso, hubo 414 inscripciones virtuales, 277 obras postuladas, 19 premios conformados y 3 categorías desiertas.

STR