0
1
2
3

Ernesto Albán Gómez recibió el grado de Doctor honoris causa


Solemnidad y emotividad. Fue la tónica de la ceremonia de investidura de doctorado honoris causa a Ernesto Albán Gómez. De pie, ante el público en el paraninfo de la Universidad Andina Simón Bolívar, el jurista y docente homenajeado, agradeció por este reconocimiento y lo dedicó a su mujer María Eugenia Ricaurte, a sus hijos y a la memoria de sus padres.

Luego de un sentido aplauso, Ernesto Albán Gómez ofreció la conferencia magistral La literatura y el derecho. Fue un recorrido por algunas obras de la literatura universal que recogen “la constante preocupación de distintos autores por temas que tienen que ver con la ley, la justicia, el delito, el castigo”. El primer ejemplo que tomó se remonta al trabajo final que escribió para graduarse en el Colegio San Gabriel.

El público que estuvo ayer en el homenaje, asistió al relato de las inquietudes de un joven Ernesto Albán, que salía de la pubertad y daba sus primeros pasos hacia una prolífica carrera intelectual. Había elegido escribir sobre “la tragedia griega de Sófocles, Edipo Rey, tratando de hacer un extraño contrapunto con Hamlet, de Shakespeare”. En su análisis, contó Albán, advirtió “que en la tragedia de Sófocles, se sigue casi casi la investigación policíaca sobre el crimen cometido hace muchos años”, en la cual Edipo “se empeña en descubrir la verdad, y utiliza para ello la técnica detectivesca de interrogar a los testigos”.

La divina comedia, Don Quijote, Ante la ley fueron algunos de los textos literarios que se entrelazaron en la intervención de Ernesto Albán Gómez, quien quiso mostrar cómo los creadores de literatura han aportado visiones y opiniones diferentes, generalmente muy críticas con el aparato oficial sobre los acontecimientos más dolorosos, más impactantes, más conmovedores en la experiencia humana: lo que llamamos crimen”.

En su conferencia, Albán Gómez recalcó que  el crimen no es preocupación exclusiva del Derecho Penal, rama de su especialidad, y de la que ha sido docente durante al menos dos décadas. “El delito no es solamente un tema legal. Es mucho más que un tema legal. Le interesa al gobernante, al político, al periodista, al sicólogo, al sacerdote, al ciudadano común. Es un acontecimiento humano que conmueve al conjunto de la sociedad. Que aterroriza. Que provoca reacciones de todo tipo, y genera toda clase de respuestas, la mayoría de las cuales no suele tener ninguna vestidura jurídica”.

Su conferencia ratificó las palabras de homenaje que dirigió el profesor Enrique Ayala Mora, al iniciarse la ceremonia solemne. Multifacético. Así describió Enrique Ayala Mora a Albán Gómez para resaltar la trayectoria, quien se dedicó al teatro, como actor y autor. Su colaboración con El Comercio y el Hoy; su participación en la política. Asimismo, la docencia secundaria y universitaria, destacando su trabajo por la Universidad Andina Simón Bolívar.

En la Andina fue presidente del Consejo Superior por dos períodos. Es miembro del directorio del fondo de promoción de esta Sede y docente de Derecho Penal y Derecho Comparado por 20 años.

Enrique Ayala Mora culminó las palabras de homenaje diciendo: “aquí lo tenemos no solo como el consagrado profesor, sino también como un docente innovador, que introduce métodos atractivos, cuando ya tiene más de 80 años de edad, y más de 60 de maestro. Así pues, al entregarle el doctorado honoris causa a Ernesto Albán Gómez, es una parada en el camino y no un homenaje final de retiro, porque aquí lo seguiremos esperando, para que imparta sus clases, para que participe en los cuerpos del que es miembro, y sobre todo para escuchar su consejo y criterio”.

La ceremonia continúo con la intervención del rector César Montaño Galarza, quien manifestó que “Ernesto Albán Gómez es parte de la historia digna, valiente de nuestra institución. Sin duda, con su contribución ha impulsado el desarrollo de un proyecto académico que entrega mucho al país y a la región”.

Con agradecimiento, César Montaño Galarza recordó la experiencia de haber tenido a Ernesto Albán Gómez como docente: “he tenido el privilegio de ser alumno del Dr. Albán. Y también mientras me desempeñé en el Área de Derecho pude captar y aprender de su solvencia y manera de ser”.

Luego de la lectura de la resolución en la que se otorgó el doctorado honoris causa a Ernesto Albán Gómez, se realizó la investidura por parte del rector César Montaño.  Para concluir, se proyectó un video para rendirle homenaje, en el que fueron entrevistados docentes, amigos y familiares de Albán Gómez.

STR

NOTICIAS
La Universidad Andina recibió el pasado 6 de octubre un reconocimiento por parte de la Asociación de Producción Pesquera Artesanal Don Juan (ASOPE DON JUAN)....